El presidente Joe Biden acudió el lunes al Cementerio Nacional de Arlington para conmemorar el Día de los Caídos en Guerras y dejó una corona de flores.

La primera dama Jill Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el segundo caballero Doug Emhoff acompañaron a Biden en una ceremonia solemne ante la Tumba del Soldado Desconocido del cementerio en el estado de Virginia, que está dedicada a los miembros del servicio estadounidense caídos cuyos restos no han sido identificados.

Biden inclinó la cabeza e hizo la señal de la cruz mientras estaba de pie frente a la corona. Harris y el secretario de Defensa Lloyd Austin estaban detrás de él.

Get our free mobile app

El domingo, Biden se dirigió a una multitud de familias militares y otros veteranos en una ceremonia en la explanada War Memorial Plaza en New Castle, Delaware. Más temprano, él y otros familiares asistieron a una misa en memoria de su hijo Beau Biden, un veterano que murió de cáncer cerebral hace seis años.