La Guardia Costera de Estados Unidos exhibió el jueves en un puerto de Florida más de $1.4 mil millones de dólares en narcóticos ilegales incautados, el resultado de meses de confiscaciones en el mar, coordinando los esfuerzos de Estados Unidos y Canadá.

La tripulación del guardacostas James descargó aproximadamente 59,700 libras de cocaína y 1,430 libras de marihuana, en Port Everglades, que es la descarga más grande de narcóticos en la historia de la Guardia Costera.

En una conferencia de prensa en Port Everglades, el vicealmirante Steven Poulin, comandante del área atlántica de la Guardia Costera, habló entre los paquetes de narcóticos decomisados que contienen aproximadamente 59,700 libras de cocaína y 1,430 libras de marihuana.

“Esta es la descarga de drogas ilícitas más grande en la historia de la Guardia Costera. Es histórico”, dijo Poulin.” Es el resultado de los esfuerzos combinados de nuestros socios interinstitucionales y una coalición internacional dedicada”.

El capitán Todd Vance, oficial al mando del guardacostas James, dijo que el total de las drogas ilegales decomisado y presentado hoy equivale al doble de lo incautado durante los meses de otoño del año pasado.

Get our free mobile app

Los narcóticos ilegales fueron decomisados en una veintena de operativos realizados en el mar Caribe y el Pacífico oriental, con asistencia de autoridades canadienses.

Según dijeron a la prensa, cuatro de esas incautaciones ocurrieron en el lapso de 10 días, una frecuencia inédita cuando se trata de operativos antidrogas en alta mar.

Las autoridades destacaron la amenaza que suponen las organizaciones criminales de ámbito transnacional para los condados cercanos a donde se incautaron las drogas y para Estados Unidos, donde el año pasado murieron 93,000 personas por sobredosis de drogas.