Los clientes hacían sus compras y todo transcurría normal en la jornada. Hasta que los guardias notaron en las cámaras de seguridad a un 'cliente' no esperado.

Un oso fue captado mientras deambulaba en los pasillo de un supermercado de Ralphs en Porter Ranch, en la región noroeste del Valle de San Fernando, en Los Ángeles, California.

El animal sorprendió a los clientes al caminar entre los pasillos, como un comprador más que busca sus productos.

El oso de unas 120 libras (54 kilogramos) caminó y olfateó en el interior de la tienda hasta que salió por la puerta principal.

https://twitter.com/i/status/1424223994853593092

Cuando llegó personal del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California, encontraron al osezno escondido bajo un vehículo.

Get our free mobile app

"Se decidió que lo mejor para la seguridad pública y para el oso era inmovilizar químicamente al animal. Fue enviado a de regreso al Bosque Nacional de Ángeles para ser liberado en un hábitat adecuado", informó Jake Coombs, oficial del Departamento de Pesca y Vida Silvestre, a la prensa local.