El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, anunció ayer planes para construir un muro en la frontera de su estado con México.

A principios de este mes, Abbott emitió una declaración de desastre para 34 condados a lo largo o cerca de la frontera de Texas con México, afirmando que las “políticas de frontera abierta (del presidente Joe) Biden han allanado el camino para bandas y carteles peligrosos, traficantes de personas y drogas mortales como el fentanilo en nuestras comunidades ”.

Abbott hizo el nuevo anuncio ayer durante una conferencia de prensa de la “Cumbre de seguridad fronteriza” en la localidad Del Río, y dijo que discutiría el plan con más detalle la próxima semana.

Tenemos que construir un [muro] fronterizo. Estuve aquí hablando con la gente en el Valle del Río Grande y la forma en que están siendo invadidos es reprensible”, confirmó Abbott en el programa “The Ingraham Angle” en Fox News. “Es desastroso lo que ha hecho la administración Biden”.

El presidente Biden, en su primer mes en el cargo, detuvo la construcción del muro fronterizo iniciada por su predecesor Donald Trump. “La decisión fue cuestionada por muchos republicanos y las críticas se han vuelto más fuertes a medida que el número de inmigrantes ilegales detenidos en la frontera sur alcanza niveles máximos en 20 años”, según New York Post.

Get our free mobile app

“El presidente Trump había asegurado adecuadamente nuestra frontera. Tenía la política de ‘Permanecer en México’ y comenzó a construir el muro fronterizo y ahora, de repente, todo eso desapareció y… ha llevado a un aumento dramático en la cantidad de personas que cruzan la frontera”, dijo Abbott.

“Pero no son sólo los menores no acompañados, son las personas las que están causando grandes daños y perjuicios a los residentes aquí en Del Río, así como a lo largo y ancho de toda la frontera”, insistió.

“La administración Biden ha abandonado cualquier pretensión de seguridad fronteriza, cualquier pretensión de hacer cumplir nuestras leyes de inmigración”, dijo Abbott a la presentadora Laura Ingraham. “A ellos no les importa en absoluto la frontera (…) No han venido aquí, no han hablado con nosotros, no quieren hacer nada por nosotros. Están luchando contra nosotros en cada paso del camino”.

La inmigración fue el tema clave en la reciente gira por Guatemala y México de la vicepresidenta Kamala Harris, quien insistió en desalentar el cruce fronterizo ilegal. “No vengan. No Vengan”, dijo después de una reunión con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei. “Estados Unidos continuará aplicando nuestras leyes y asegurando las fronteras… si llegan a la frontera serán enviados de vuelta”.